Karate Kyokushin-kan España

Karate Kyokushin-kan

¿Kyokushin con puñetazos legales a la cara?

29 de Abril de 2007 | Campeonatos

Genki Izumisawa del Kyokushin-kan (izquierda) vence a Shoichiro Tanaka del Kurosawa Dojo.

 

Campeonato Kyokushin-kan de Japón, Categorías por Pesos, 29 Abril 2007

Es la primera vez que ocurre en el mundo del Kyokushin. Este Campeonato de Japón, con división de categorías por pesos, mostró una serie de reglas nuevas oficiales que se aplicarán solamente en los torneos por pesos del Kyokushin-kan en Japón de momento. Por primera vez en la historia se permitieron golpes con los puños y los codos en un torneo Kyokushin. El Kancho Royama y el Vice-Kancho Hiroshige crearon este nuevo sistema de reglas para acercar más al Kyokushin al karate como budo y extender la popularidad del estilo.

De momento no se piensa en reemplazar completamente las actuales reglas de combate, sino utilizarlas como suplemento. Su objetivo es mejorar algunos aspectos “olvidados” en las reglas estándar.

Hemos colocado la foto superior en esta página porque muestra un aspecto diferente, pero si la comparamos con esta otra (Yohihiro Yamada, izquierda, contra Naoso Mori), la primera muestra lo que se necesita mejorar en el futuro, ya que ningún contendiente demuestra su destreza en evitar los golpes, a pesar de su bravura. En la segunda foto, la distancia y la posición del peleador de la derecha es mejor, y además desplaza la cabeza para evitar el golpe.

El Kancho puso énfasis en que el comienzo ha sido magnífico, pero todavía queda mucho por aprender sobre esta nueva manera de luchar.

Si los combatientes aprenden a cubrirse la cara contra puñetazos, se evitarán malos hábitos propios de una lucha en que no se necesita estar atento a los golpes con los puños que puedan llegar por encima del cuello en los campeonatos en que se seguirán prohibiendo los golpes a la cara.

El Kancho nos recuerda que el karate Kyokushin debe ser karate de budo. Esto significa que debemos entrenar pensando que cada golpe que damos o que bloqueamos pudiera ser el último si no lo hacemos con corrección. Los torneos deben ser un método de entrenamiento para mejorar la habilidad de defendernos en casos vitales. Pero si hay reglas que limitan las técnicas existentes por razones de seguridad, la lucha en un campeonato empieza a alejarse de lo que pudiera ser una lucha real.

 

Miembros del Comité Ejecutivo del Kyokushin-kan incluyendo (por la derecha), el Kancho Royama, el Fuku-Kancho Hiroshige, el Presidente del Comité del Concejo Shigemutsu Hagiwara, el Jefe del Honbu Koyama, el Vicejefe del Honbu Okazaki y el Vicepresidente del Comité Internacional José Millán.

 

Observe la demostración abajo del campeón mundial de katas del Kyokushin-kan Masahide Ishijima (izquierda, con tonfa). Estamos orgullosos de enseñar a nuestros instructores entrenamientos con armas tradicionales, que, a su vez, pasan a sus estudiantes. El karate se entiende mejor si se conocen estas formas básicas.La diferencia entre el tipo de combate simulado abajo y el de un combate en un campeonato actual está clara. Hoy los combatientes pelean, vuelven a casa, cenan con su familia y regresan al día siguiente para entrenarse. En la vida real del budo uno de los combatientes perdía la vida y el otro a veces salía bien con suerte. Pero no había una segunda oportunidad. Por eso, presentamos el entrenamiento básico con armas enfatizando que en el karate como budo no hay una segunda oportunidad. Debemos pensar que puede ser nuestro último bloqueo o nuestro último golpe.

 

Demonstración a cargo del Shihan Masahide Ishijima y del Sensei Kim Hyeun Jun.

 

El Kancho dice que es vital que “seamos conscientes de que debemos protegernos contra golpes a la cara con las manos” y debe reincorporarse al karate Kyokushin para volver a dominar elementos perdidos.

 

Yoshihiro Yamada (derecha) contra Naoso Mori en la pelea de cuartos de final de medios.

 

El Kancho piensa que ha sido “un buen comienzo”. Aunque no tengan experiencia con este tipo de combate, se vieron casos excepcionales. Y cree que el nivel avanzará rápidamente año tras año. “Los luchadores deben estar orgullosos por su valentía de probar la primera vez y por su coraje”.

 

Naoso Mori (izquierda) contra Ryosuke Shoji en la semifinal de medios.

 

El Kancho se dirige a todos los practicantes del Kyokushin de todo el mundo con estas palabras: “Es una nueva página en la historia del karate Kyokushin. Es el amanecer de una nueva era, en la que el Kyokushin comenzará a reclamar su superioridad sobre otros estilos de lucha que no se preocuparon de la opinión pública en la pasada década. Se ha pasado página, es un nuevo capítulo con sus positivos cambios que seguirán apareciendo como resultado”.

 

Daisuke Akiba (derecha) contra Jun Ihara en los cuartos de final de los pesos medios.

 

Es importante observar (abajo) los guantes que hemos creado para estos torneos (por supuesto, solo para los que se permiten los puñetazos a la cara). Como dice el shihan Hiroshige es necesario pensar en la seguridad de los combatientes. Los guantes protegen a los luchadores contra lesiones importantes, al tiempo que les permiten cerrar la mano formando el puño fuertemente, al contrario de lo que ocurre con los guantes de boxeo que no son adecuados para simular una pelea de karate.

 

Los pesos medios Shun Shibuya (derecha) y Jun Ihara en la semifinal.

 

La próxima etapa será legalizar agarres, contras y lanzamientos. Hay que recordar que las manos siguen “vacias” y que pueden agarrar con libertad.

 

Genki Izumisawa (izquierda) contra Shoichiro Tanaka en los cuartos de final de los pesos medios.

 

Genki Izumisawa del Kyokushin-kan (izquierda) vence a Shoichiro Tanaka del Kurosawa Dojo.

 

Jun Ihara (izquierda) contra Daisuke Akiba.

 

Ryosuke Shoji y Yoshihiro Yamada en la final de pesos medios.

 

Los pesos medios Shun Shibuya (derecha) y Jun Ihara en la semifinal.

 

Naoso Mori (izquierda) contra Ryosuke Shoji en la semifinal de pesos medios. (dos fotos, arriba y abajo)

 

 

El Jefe del Honbu Koyama (como juez principal, abajo) señala el noqueo con el que Takaaki Tagawa (arriba, izquierda) vence a Genki Izumisawa en la semifinal de pesos livianos.

 

Takaaki Tagawa (izquierda) y Yusuke Nakagawa en los cuartos de final de los pesos livianos.


Más de 800 atletas compitieron en las categories de adultos varones y damas, varones mayores de 36 años, y juniors (hombres y mujeres de menos de 18 años), tanto en kumite como en kata. La division de adultos –la única en que se permitieron los golpes de puño a la cara) se limitó a 8 peleadores por grupo; adicionalmente los pesos pesados se dividieron en dos: pesos livianos pesados y superpesados en consideración a la seguridad personal. Arriba se pueden ver ocho, ocho, cuatro y cuatro luchadores de izquierda a derecha. El campeón del año pasado Yusuke Fuji pronuncia el juramento.

 

Uno de los cinco “tatamis” (shiai-jo) repletos de jóvenes en la ceremonia de inauguración del torneo juvenil. El otro que se ve al fondo también está sin espacio libre.

 

La seguridad personal es prioritaria. Todas las divisiones “junior” utilizaron protectores.

 

Un “orgulloso” ejemplo de por qué pensamos en Kyokushin-kan que es necesario continuar buscando medios y maneras de mejorar el karate que enseñamos. Los niños, por supuesto, son los líderes del mañana y si los preparamos lo mejor posible, el mundo será un lugar mejor para vivir.